Arqueólogos hayan enterrado al "Niño Vampiro"

Arqueólogos de la Universidad de Arizona (UA) junto con la Universidad de Stanford y a su vez arqueólogos italianos, descubrieron el cuerpo de un niño con una piedra insertada en su boca en un cementerio antiguo romano; el equipo de arqueólogos frente a la investigación comentan que la posición hayada es parte de un ritual conocido como “entierro de un vampiro”.

Los restos óseos fueron tomados con medidas de seguridad para así prevenir un contacto con los restos humanos, pues posiblemente este infectado con malaria, misma enfermedad que puede contagiar a seres vivos.

Según las investigaciones de los arqueólogos, la piedra pudo ser colocada en la boca del menor, pues aseguran que es parte de un ritual funerario diseñado para contener la enfermedad y el cuerpo mismo.

Tal vez te interese: ¡Por estás razones sigue con tu adicción al picante!

Este descubrimiento fue realizado el pasado verano en una comunidad de Lugnano in Teverina, en la región italiana de Umbria.

“Nunca había visto algo así. Es extremadamente curioso y extraño”, dijo Soren en un comunicado difundido hoy.

Gente que habita en Italia, han llamado a este esqueleto “El “vampiro de Lugnano”, misma que tuvo lugar en el Cementerio de los Bebés (La Necropoli dei Bambini), que pertenece a tiempos mediados del siglo V, cuando un brote de malaria atentó la zona matando a muchos infantes.

Hasta ahora, los arqueólogos creían que el cementerio estaba diseñado específicamente para bebés, niños pequeños y fetos, pues en excavaciones anteriores de más de 50 entierros una niña de 3 años fue el cuerpo de mayor edad encontrado.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*