“Quieren romper todo y empezar de nuevo “

Olaechea dejó en claro que ni presidente de EE.UU. cerraría el
Congreso.


Asegura que la labor del parlamentario es ir ministerio por ministerio y preguntar en que están gastando la plata o citarlos al Pleno y por eso los consideran “antipáticos”

En un nuevo capítulo confrontacional con el Ejecutivo, el presidente del Congreso, Pedro Olaechea sostuvo cuando el parlamento trata de cumplir con su rol de fiscalizar, algunos quieren romper todo y empezar de nuevo, en clara alusión al adelanto de elecciones planteado por el presidente de la República, Martín Vizcarra.

“Llamar a un ministro hoy se considera como obstrucción. La tercera gran labor, que es la más antipática de todas, es la de fiscalizar, de ir a todas las oficinas del sector público, ministerios, y preguntarles qué están haciendo con la plata, cómo la están gastando. Obviamente, quien hace esa labor no va a ser muy querido. Cuando asuman un puesto en el Congreso van a tener que hacerla y van a ser criticados. La labor de fiscalización es la más importante, pero también la más ingrata. No deben tener miedo”, indicó.

De esta manera, Olaechea Álvarez-Calderón defendió la función del Congreso de convocar a los ministros de Estado y dijo que estas citaciones no debería llamar la atención. Por lo que alertó que, en la actualidad, cuando algo “no funciona” se busca “romper todo y comenzar de nuevo”, palabras mencionadas precisamente mientras el Parlamento debate la iniciativa del Ejecutivo de adelantar las elecciones generales al 2020.

“Hay países que han sido más exitosos en su manejo de la democracia, los países anglosajones no quieren romper todo y comenzar de nuevo, como hay tendencia en los países latinos de los cuales nosotros somos parte. Decimos ‘si no funciona, hay que romper todo y comenzar de nuevo’, pero todos los días comenzamos de nuevo, por eso es que no avanzamos como país. Lo que tenemos que comenzar es a ser tolerantes y aquello que no
está funcionando, hacerlo funcionar”, precisó.

“NI TRUMP CERRARIA EL CONGRESO”

Asimismo, explicó que la institución que lidera representa al pueblo, mientras que el Poder Ejecutivo debe cumplir con las obras que la población necesita, por lo que enfatizó que un eventual cierre del Legislativo es una idea que ni al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se le ocurriría a pesar de tener una mala relación con sus integrantes.

“Estados Unidos, su congreso tiene menos popularidad que el peruano. ¿Ustedes creen que en Estados Unidos, al presidente se le va a ocurrir cerrar el congreso? El resultado sería, yo no creo que se va a la cárcel lo mandarían a otro lado”, mencionó.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*